Seleccionar página

En la actualidad las universidades son forjadoras de técnicos y profesionistas especializados; sin embargo y generalmente no se les enseña a los alumnos, los métodos y técnicas del emprendimiento para ser autosuficiente y no depender de un empleo en cuestión. Se opacan muchos talentos y se pierden muchas oportunidades de desarrollo cuando nos cuadramos a un programa universitario donde todo tiene que ser un protocolizado plan de estudios.

Ante los cambios de paradigmas actuales, debemos ser forjadores de emprendedores que con actitud y talento sean capaces de enfrentar los retos del mundo actual.

En un mundo afectado por una economía incierta y enorme desempleo ¿Quién no desea soluciones efectivas que aceleren nuestro posicionamiento profesional y más en aras de la tan famosa cuarta transformación de nuestro México. Las protestas sociales de la actualidad reclaman un gobierno bajo el cual se puedan cobijar y desarrollar las esperanzas laborales ante la crisis económica y muchos egresados recurren al gobierno, pero bien es cierto que el Estado no tiene la capacidad de crear empleos reales.

Actualmente solo un grupo selecto de personas pueden ayudar a recuperar la prosperidad de nuestra nación y el mundo: los emprendedores y empresarios; particularmente aquellos con la chispa del talento e innovación. Se necesitan emprendedores audaces e irreverentes que puedan olvidarse de sus épocas de oro en la universidad y se enfoquen en hacer prosperidad donde antes había incertidumbre. En hacer ganancias donde antes había crisis financieras, empresarios con el “toque de midas”

aruitecto-diseño-de-interioresJorgeprezas+partners nació de la idea de mirar hacia afuera y ver lo que ocurre en el mundo contemporáneo, para ser capaces de relacionarse con el flujo de capital y ver dónde están los sectores potencialmente económicos.

Si deseas empezar tu propio negocio o si tienes uno y quieres hacerlo crecer, antes que pierdas más oportunidades y recursos financieros, ocúpate de ti mismo, de tu familia y de tu mundo.

Es difícil establecer la fórmula del éxito para el arquitecto y cualquier profesionista; sin embargo, analiza bien lo que leerás enseguida: hoy ser Arquitecto es mucho más que hacer edificios por temporadas y cada arquitecto debe buscar su nicho no necesariamente en el campo de la construcción sino en la diversidad de oportunidades que el mundo actual y el boom tecnológico nos presenta.

El arquitecto tiene que hacerse útil en un campo de acción donde aparentemente no se le veía comúnmente.

El arquitecto debe ser capaz de encontrar actividades donde sea necesario que alguien se ocupe de ellas y aprender a delegar responsabilidades para seguir encontrando más y más.

El arquitecto debe involucrarse en el latir, protestas y reclamos de la sociedad y enfrentarse a realidades y problemáticas que la sociedad está considerando importantes.

El arquitecto tiene que aprender a trabajar con otros, es decir, gente de otras disciplinas y utilizar lenguajes que puedan conectarlo con otros en el ramo de las ciencias políticas, economía, sociología, diseño electrónico, domótica, etc.

El arquitecto debe estar desarrollando proyectos no necesariamente arquitectónicos pero si estar capacitado para desarrollarlos al unirse o fusionarse con otros especialistas, formando parte elemental en el liderazgo y el trabajo colectivo dentro de entornos de conocimientos diversos.

El arquitecto debe aprender a vivir de las ideas que propulsen su trabajo, ser promotor de proyectos, desarrollarlos y buscar el financiamiento para concretarlos.

Ante la crisis hay que renovarse, reciclarse, ser un emprendedor creativo y no tener miedo a los cambios e incluso al reto.

Por lo tanto, el Arquitecto podrá ser capaz de incursionar en diseño de mobiliario, utensilios, obras teatrales, escenografía, diseño gráfico, de tipografía y textiles.

Debe aprovechar la industria tecnológica a su favor, como un medio para alcanzar el desarrollo de sus objetivos y crear bienestar para su equipo de trabajo. En esta época quizá se le pueda ver trabajando por encargos en murales, obras de arte, diseño de moda invierno, accesorios de navidad donde la belleza, firmeza y utilidad predominen como atributos característicos de su perfil.

La arquitectura no es solamente el brindar un servicio, sino el desarrollar arquitectura con emprendimiento e innovación.

Así es que si se te han ocurrido algunas ideas, adelante ya que no duran mucho y hay que hacer algo con ellas.

Presento: Arq. Jorge M. Prezas
Director Ejecutivo de la firma de arquitectura JorgePrezas+Partners

Share This